Federico González Frías

Literatura - Novelas - Farsas

DEFENSA DE MONTJUÏC
POR LAS DONAS DE BARCELONA 
El renacimiento secreto de la capital catalana realizado por un grupo de mujeres de la zona del Montjuïc a las que termina siguiendo la ciudad entera. Una farsa heroica atestiguada por el periodismo. ¿Realidad o ficción?

- Presentación en la Librería Alibri de Barcelona -

Viaje en pos de un DestinoDefensa de Montjuic

 

Vídeos *

1. Introducción de Raúl Herrero, director de Libros del Innombrable
2. Mireia Valls y Viaje en pos de un Destino (fragmento del vídeo y texto de su presentación)
3. Federico González Frías y Defensa de Montjuic por las Donas de Barcelona (íd.)

* Si experimenta cortes en la reproducción de los vídeos le recomendamos instalar el programa Real Player (gratuito) con el que podrá "bajar" los vídeos a su máquina y verlos desde allí sin interrupciones.

Introducción de Raúl Herrero, director de Libros del Innombrable

El 14 de mayo de 2009 se presentaron en la librería Alibri de Barcelona los libros: Defensa de Montjuïc por las Donas de Barcelona, de Federico González Frías, inaugurando la Colección Marginalia en colaboración con la editorial "Libros del Innombrable", y Viaje en pos de un Destino, de Mireia Valls, editorial Symbolos.

La presentación estuvo a cargo de los autores, Federico González Frías y Mireia Valls, y del editor de "Libros del Innombrable", Raúl Herrero, quien fue el primero en hablar: comenzó agradeciendo a la librería Alibri, a la que calificó de corazón de la literatura, el haber prestado su espacio para la presentación, al igual que el año anterior hiciera para la del libro Antología de Federico González, publicado en esa misma editorial. En esta obra se recogía ya un fragmento hasta el momento inédito del libro que en esta ocasión se presenta –continúa Raúl Herrero– y es un placer presentar ahora el libro completo.

"La novela se ha publicado dentro de una colección que se llama Marginalia, con la que la editorial ‘'Libros del Innombrable' ha abierto un periodo de colaboración que esperamos se prolongue mientras sea posible, mientras que todos tengamos ganas, aliento y entusiasmo suficiente para continuarlo. Hay dos novelas más de Federico González Frías que están en preparación, en prensa, bastante avanzadas, incluso en su proceso de producción, y esperamos que se puedan recoger también dentro del sello de Marginalia, y al mismo tiempo dentro del sello Libros del Innombrable."

"Federico González tiene una obra de sobra conocida por todos ustedes en el terreno como simbólogo, y en el terreno del hermetismo; de hecho los dos autores que me acompañan son coautores de dos libros: Presencia viva de la Cábala que también salió dentro de la editorial y La Cábala del Renacimiento –dos libros fundamentales para el estudio de esta corriente tradicional mística– que aparte del interés per se que tenía como ensayo y agrupación de la historia de la cábala, también tenía el añadido de incluir una pequeña antología, o una muy extensa antología de textos que nunca se habían publicado y que por lo tanto hacían que la obra fuera a la vez una antología de textos cabalistas, a la vez que un desarrollo del progreso de las corrientes místicas envueltas dentro de la Cábala.

En este caso Federico González ha decidido añadir su apellido Frías para, creo yo, diferenciar esta trayectoria anterior, de esta otra que, aunque tiene muchas conexiones podría parecer, al tratarse de una novela, que va por esos caminos, pero que realmente vuelve a tratar los temas de la tradición perenne, si bien enmarcado dentro de una aparente, entre comillas, ficción. Una ficción que no es tal ya, porque todo el libro está elaborado en relación a una posibilidad periodística, a una posibilidad periodística que se ha dado mucho en la literatura, pongamos por ejemplo la segunda parte del Quijote. En la segunda parte del Quijote todos los personajes han leído la primera parte del libro y entonces se crea la sensación de que eso es auténticamente real, se crea una fábula igual que ocurre en Defensa de Montjuïc: todas las referencias a periódicos, las referencias a situaciones y a lugares concretos, la aparición, por ejemplo, de Barcelona y Zaragoza, que es algo que a mí particularmente me ha parecido muy divertido por la relación que existe al tratarse de una editorial en Zaragoza, y luego la relación que a esta editorial la une con Barcelona, también a través de los viajes, de las amistades, etc... pues todos estos lugares concretos hacen, igual que ocurre en el Quijote en esta segunda parte, que de alguna forma, se asuma que todo lo primero ha ocurrido, que todo lo primero es real, todos los personajes de la segunda parte han leído la primera, y toda aquella novela está integrada dentro de lo que nos habla de lo que ocurre en la segunda.

Esto también tiene su referencia en otros aspectos artísticos, por ejemplo en el falso documental, que es un género que también se ha dado con cierta frecuencia en los últimos años, por ejemplo recuerdo ahora mismo una película de Woody Allen, que se titula "Zelig" que es un hombre que va cambiando de aspecto dependiendo del lugar en que se encuentra: si está con unos rabinos se convierte en rabino, si está con unos músicos de jazz se convierte en un negro músico de jazz, lo que al fin y al cabo, aunque está contado en clave de comedia, no deja de ser un problema sobre la identidad, y es un falso documental en el que los personajes representan ante la cámara y van contando la historia como si fuera auténtica, como si hubiera ocurrido realmente. Y también recuerdo lo que puso en práctica Orson Wells en la radio cuando recreó la novela La guerra de los mundos, a través de la radio, como si fuera realmente una noticia, y que fue, bueno, una hecatombe casi en Estados Unidos, la gente se marchaba de la ciudad porque pensaba que realmente les estaban invadiendo los extraterrestres, en fin, el intentar, en definitiva, crear esta apariencia de lo verosímil, de lo real, introducido dentro de una novela, o dentro de una historia, que por otro lado, al mismo tiempo, nos habla de lo mismo que hablaba Federico González en todas sus anteriores obras, que es de la Tradición Perenne y de su permanencia en la sociedad y en el mundo actual.

Por otra parte tenemos el libro Viaje en pos de un Destino de Mireia Valls publicado por Symbolos donde se recoge una serie de artículos, de conferencias, de textos, relacionados con la obra de Federico González y también con algunas actividades que ha puesto en práctica últimamente la Colegiata Marsilio Ficino, de la que también Federico González es director, y es un recorrido muy interesante, sobre todo por su título Viaje en pos de un destino, porque se van dando a través de los capítulos varias estaciones, en lo que podría ser una búsqueda perpetua a través, en algunos casos de libros, otros casos de montajes escénicos, pero todo con vistas a llegar a un lugar común, que reside en el Logos y en la Tradición Perenne.

Decir simplemente, y ya para que hablen los autores, que considero mucho más interesante que que siga hablando yo, decir que para Libros del Innombrable ha sido y es un placer publicar esta novela, y que estamos muy orgullosos de ella, y a la vez estoy muy orgulloso también de haber participado en la presentación de este libro de Mireia Valls Viaje en pos de un destino, libro que desde luego también lo recomiendo.  Muchas gracias a todos, y cedo la palabra a los autores…

Presentación de Raúl Herrero

Mireia Valls y Viaje en pos de un Destino
(fragmento del vídeo)
- texto íntegro

Presentación de Mireia Valls

Bueno Raúl, muchísimas gracias por tus palabras, por esta introducción que has hecho a los dos libros y decirte que nosotros también estamos muy contentos de poder colaborar con tu editorial, y que tu editorial se haga eco de todas estas ideas que estamos transmitiendo constantemente.

Daros también a todos la bienvenida, a todas las caras amigas y conocidas de hace mucho tiempo, y también a caras nuevas, lo cual agradecemos, nos pone muy alegres ver aunque sean poquitas, pero hay algunas caras que no las conocemos. Nos dirigimos a todos.

En este libro, el libro que se presenta, como decía Raúl, he recogido y reunido todo lo que he estado escribiendo a lo largo de mucho tiempo acerca de Federico González y su obra, y uno se puede preguntar ¿quién es Federico González? ¿Y sobre qué habla Federico? ¿Qué enseña, qué escribe desde hace tantos y tantos años?

Empecemos por la portada, una página vacía con un gran signo de interrogación, ¿no les llama la atención este gran interrogante?

Este es el interrogante que se abre en el corazón, que se ha abierto en el corazón de Federico González, en el corazón de todo hombre y mujer, en realidad de todos los seres humanos, algunos lo hacen consciente y otros no, pero es el interrogante, las preguntas que se abren en el corazón de uno y están referidas a esa pregunta que se hace de quién es: ¿quién soy yo? ¿Quién soy verdaderamente? ¿Cuál es mi identidad? ¿De dónde vengo? ¿Cuál es mi origen? ¿Cuál mi destino? ¿Cuál mi función en el mundo? y ¿Qué es el mundo? ¿Qué relación entre uno y el mundo? Todas estas preguntas, que tienen que ver como decía Raúl, con la cuestión de la Identidad con mayúsculas, no con la identidad minúscula de conocer las particularidades de una individualidad que se agota en sí misma y que sabemos que es caduca, sino de la Identidad con mayúsculas…

Seguro que se ha abierto este interrogante en el corazón de todos ustedes, si no no estarían aquí, y por supuesto en el corazón de Federico González. Y hablando de esta idea de Conocer cuál es nuestro origen, cuál nuestro destino, sigue en la portada: “Viaje en pos de un Destino”. Estas preguntas son las que le hacen emprender a uno la marcha, la búsqueda. El destino que no es sino el retorno al origen, a ese origen increado, fuera del tiempo y del espacio, que está siempre presente y que está relacionado en última instancia con el Misterio y con el Secreto, con aquel ámbito del cual todo procede y al cual todo retorna, por eso, lo primero que está escrito en el libro, en el interior del libro, se titula “la paradoja del secreto”, no lo vamos a leer, le invitamos aquí que cada cual lea el libro y emprenda este viaje mítico hacia el interior de uno mismo. Pues así empieza “Viaje en pos de un Destino” con este escrito sobre la paradoja del Secreto y del Misterio que uno alberga, y que uno es verdaderamente. Es justamente la intuición y el despertar, y el anhelo de fusionarse, y de evidenciar este misterio de lo absolutamente ilimitado que uno es lo que despierta la consciencia y hace emprender este viaje, este viaje que, bueno, uno emprende el viaje y comienza la búsqueda de esta identidad, en esta búsqueda uno se encuentra con las herramientas y las herramientas que también están expresadas, que las encontrarán aquí, que nos ha transmitido, que nos transmite Federico.

Estas herramientas para realizar el conocimiento de uno mismo pues son los símbolos, y son los mitos, y es el conocimiento del orden interno del Cosmos, o sea de la Cosmogonía viva y para conocer esa cosmogonía, los puentes, los soportes, la palanca es el símbolo, y la historia mítica que uno está llamado a encarnar y a reconocer en sí mismo, ¿verdad?

Y este reconocimiento de las herramientas, y este ponerse a trabajar con ellas, hace que uno se identifique con lo que está conociendo y lo transmita, o sea, uno transmite lo que conoce, y esta es la labor que desde hace tantísimos años está haciendo Federico, transmitir todos a través de todos los códigos simbólicos a través de los cuales uno puede hacer este conocimiento de uno mismo, de la verdadera esencia de uno.

Este viaje en pos de un destino, el inicio de este viaje, en un sentido se apoyó en un viaje también exterior, en esta labor de transmisión y de difusión de los códigos simbólicos de nuestra tradición. Federico empezó a viajar por toda Latinoamérica, y por esas circunstancias, por esas cuestiones relacionadas con este destino, llegó a recalar a Barcelona y está expresamente vinculado a nuestra ciudad. Es justamente aquí en Barcelona donde hace muchos años Federico fundó el Centro de Estudios de Simbología de Barcelona, foco a partir del cual se empezaron a transmitir todas estas ideas, a través de charlas, de conferencias, de cursos, etc.

Pues en este tiempo, la que les habla todavía no estaba, no conocía el Centro, lo que a mí me llevó por primera vez, fueron los primeros escritos de Federico González, porque toda esta labor de difusión, de enseñanza que se hacía así directamente, en un momento dado la fijó por escrito, y escribió, ha escrito, está escribiendo muchísimas obras, todo un conjunto de ellas de carácter diríamos doctrinal, pues muchos las conocéis, “Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha”, “La Rueda: una imagen simbólica del Cosmos”, “Simbolismo y Arte”, “Hermetismo y Masonería”, “Las Utopías Renacentistas”, “Esoterismo Siglo XXI”, “El Simbolismo Precolombino”, o sea, ha puesto por escrito todas estas ideas fecundadoras. Las ideas que están vivas, y que son aquello que somos verdaderamente, y aquella palanca que nos conduce a lo que está más allá de estas ideas, y que es el origen de estas ideas.

Y libros verdaderamente inspirados e iluminadores. Son libros iluminadores. Algunas veces hemos oído decir a alguien que son obras densas que cuestan, verdaderamente no son obras densas, la densidad es la densidad psíquica que uno lleva en la cabeza que no le permite reconocer la luz que mana de estos textos. Quería decirlo así porque lo pienso, porque es más bien esta cuestión, la cuestión de la densidad que uno lleva encima la que no le permite reconocer toda esa sutileza que se expresa a través de estas obras, que evidentemente, requieren de una concentración, de un estudio, y de un volver a ellas una y otra vez, no es aquello de una lectura de ir pasando páginas, sino de dejarse penetrar por lo que mana de ella.

Toda esta obra escrita constituye como una gran arquitectura, o también, o podíamos verlo también como el reflejo del gran juego cósmico. A ello se ha unido lo que muchos de vosotros conocéis: la Revista Symbolos, que se ha estado editando en papel durante 16 años, y desde hace dos años, está (solo) en versión telemática, “Revista Symbolos: Arte, Cultura y Gnosis”. Es una revista que salía anualmente, y que ahora a través de internet se actualizada dos veces al año, donde, como otro foco de transmisión, otra forma, a través de artículos en los que Federico ha escrito también y él dirige también la publicación. Y a través de colaboradores, de aquellas personas que nos hemos integrado a estas ideas, que las vivimos, y que las encarnamos y que hacemos este gesto de devolverlas. Pero hay más, hay otras formas de transmisión y expresión, como internet que es lo que actualmente permite difundir a todos los puntos de todo el planeta cualquier cosa, allí encontramos de todo, allí encontrareis 18 páginas vinculadas en un anillo, el anillo telemático de Symbolos que abordan todas estas ideas y las transmiten revestidas de distintas formas, la propia página de la Revista Symbolos, la página de Federico González, la página sobre una revista sobre artes y letras: El Arka, Introducción a la Ciencia Sagrada. Programa Agartha, allí está integro todo este programa de la enseñanza de la tradición hermética. Páginas que hablan sobre la Masonería, el Simbolismo Femenino, etc., etc… Un anillo en el que uno entra y con el solo material que ya hay allí, bueno, ya hay material para que uno haga el viaje en pos de su destino, lo pueda reconocer completo. Las herramientas se están dando completas para que cada uno pueda hacer este viaje en pos de su destino, que es ese destino único del que nos hablaba Raúl, el del retorno, o el reconocimiento de nuestra Verdadera Identidad.

Y aún más formas, porque uno diría, cómo es posible este empeño, este furor, este interés en este mundo que cada vez está como más ciego, más cerrado, este mundo se está cerrando la puertas al pensamiento porque este viaje tiene que ver con…, uno lo podría ver a través del símbolo de la vertical y la horizontal, se expresa a través de la horizontalidad con todo esto que les estoy relatando, con estos jalones y estas actuaciones que se traducen en libros, en revistas, en la presencia en internet, como ahora hablaremos, en el teatro, también de la novela, tiene una proyección en el plano horizontal pero está fecundada toda esta producción por un eje vertical y este eje vertical, es el verdadero recorrido que uno está llamado a realizar. Es un recorrido por ese eje que atraviesa todos los mundos, o los estados de la consciencia, que atraviesan el ser humano que lo conforma, y que por eso es que es un recorrido ascendente desde la realidad de que uno parte; uno va penetrando hacia su interior y transitando por todos los estados de la consciencia, y esos estados de la consciencia tiene que ver con ir transcendiendo por supuesto lo que es la individualidad, y con la aprehensión de lo que es universal, de las Ideas Universales, y con la vivencia de los arquetipos, y con la experiencia de la unidad de la que emanan todos los arquetipos, las ideas, las formaciones sutiles, la concreción material, e incluso el origen de éstas, el origen supracósmico, el verdadero origen de toda esta manifestación que está “más allá”, es una forma de decir, ”más allá”, porque no es que este “más allá” es un lugar físico, este “más allá” o este estado de la consciencia que tiene que ver con lo ilimitado y con lo eterno no es un lugar físico, es un estado de la consciencia que no está condicionado por nada, es lo que es la verdadera identidad de uno.

Bueno pues este viaje, la invitación, es hacer este recorrido vertical, pero siempre se traducirá en unas manifestaciones en la horizontal para que pueda seguir viva esta idea, para que podamos nosotros seguir vivos, y de ahí el que sus expresiones sean cambiantes pero siempre fecundas y novedosas, y de ahí esta nueva forma de expresión que Federico impulsó hace un par de años al fundar la Colegiata Marsilio Ficino. Es un grupo que trabaja con las Ideas Herméticas y las transmite a través del soporte del teatro, con lo cual se trata de recuperar la esencia del teatro sagrado, el que posibilita realizar este viaje. Estos trabajos teatrales han consistido en la representación del libreto “Noche de Brujas” que escribió Federico hace muchos años, y este mismo año, en noviembre, se estrenó una segunda obra: “En el útero del Cosmos” que está inspirada y fundamentada en el libro que también escribiera hace años: “En el Vientre de la ballena” y la estrenamos aquí en Barcelona, en dos teatros, en Cotxeres Borrell y en el Teatre Neu. Ahora estamos ensayando otra obra, y la semana pasada estrenamos un ”Festival de Monólogos” de los integrantes de la Colegiata que ahora repetiremos durante cinco fines de semana en un teatro de Gracia, estáis invitados a venir.

Por último referirme a la novela, esta otra forma que ahora ha adoptado Federico para poder seguir, entiendo, estos rayos de luz, a través del género de la novela, y él les hablará ahora más de esta cuestión, pero si nos gustaría poderles leerles para introducir la novela que hoy presentamos, “Defensa de Montjuïc por las donas de Barcelona”, la reseña que está incluida en el libro “Viaje en pos de un Destino”, para que vean que esto no tiene que ver con las novelas que pueblan las librerías, novelas que tienen que ver una descripción puramente del plano horizontal que no está fecundada e inspirada por el eje vertical, diríamos, sino que es una novela inspirada: (lee)

“Un pequeño grupo de mujeres encabezado por Julia Blanch −jefa del teleférico de Montjuïc e integrante de la Fraternidad Espiritualista de Cataluña− toma conciencia de una conspiración a gran escala que actuando desde diferentes flancos pretende apropiarse de la montaña generatriz de Barcelona, el Montjuïc, símbolo de los orígenes sagrados de nuestra cultura. Como valientes guerreras, estas mujeres deciden defenderlo inteligentemente con todos los medios que tienen al alcance de la mano, y sobre todo, amparadas por el conocimiento de las claves tradicionales que mueven los hilos de la Historia, llevando a cabo una gesta heroica que adquiere las dimensiones de un mito vivo y encarnado.”

“Con esta trama sorprendente pero real, apoyada en informaciones periodísticas publicadas recientemente en distintos diarios de la Ciudad Condal así como en el estudio de los ciclos y ritmos cósmicos que rigen el devenir del universo, el autor nos sumerge en una narración en la que aspectos en apariencia inconexos de la actualidad de nuestra sociedad decadente quedan religados, al ponerlos en correspondencia con una lectura mucho más amplia de la historia y del ser del hombre en el mundo, aquélla que se sustenta en el conocimiento de la Cosmogonía y de las Ideas perennes y universales.

Temas como la corrupción en múltiples ámbitos, la especulación inmobiliaria, la adulteración de alimentos, la experimentación con medicamentos, la destrucción del medio ambiente, el agotamiento de las fuentes energéticas, la lucha mediocre y mezquina por pequeños poderes, el terrorismo o las guerras por el agua, son abordados con lucidez a través del protagonismo de un grupo de jóvenes periodistas encargados de investigar las alteraciones que se están sucediendo en el monte sagrado padre y madre de la Ciudad Condal y que antaño fue una isla, el Montjuïc. Todo ello amenizado con grandes dosis de buen humor y comicidad, así como por la insinuación de poder acceder a otra visión de la ciudad y de la vida, que se irá produciendo mágicamente en algunos de los protagonistas que se abren a su influjo.”

“Numerosos son los personajes que desfilan, pero destacamos uno marginal, la anciana pitonisa de Montjuïc, una misteriosa mujer que predice muchos de los acontecimientos que se sucederán, porque vive instalada en el eterno presente donde todo es simultáneo en el ahora. La profecía es siempre actual.”

“Esta novela nos conduce constantemente por senderos paradójicos y asombrosos; despierta la conciencia dormida o automatizada y abre filones para nuevas concepciones. Y uno se pregunta a cada momento ¿qué es realidad? ¿qué es ficción? Es además, en palabras del escritor, un homenaje a Barcelona y “a la mujer catalana, a su fuerza e integridad”.
 

Federico González Frías y Defensa de Montjuic por las Donas de Barcelona
(fragmento del vídeo) - texto íntegro



Presentación de Federico González Frías

Agradezco enormemente a Mireia este comentario que describe el aspecto filosófico y a esta novela que estamos presentando, como en el caso de hace un año tuvimos aquí la ventura de publicar, de presentar la Antología que publicó nuestro querido editor Raúl Herrero, junto con Francisco Ariza. Agradecí mucho estas palabras, tanto las tuyas como las de Francisco; muy generosas tocan una serie de puntos que son verdaderamente importantes para mí, con respecto a mi obra, a lo que he escrito, y me pareció también, quiero agradecerle a Raúl su agudo análisis literario de mi novela, no sabía de su percepción pero creo que ha dado justo en el clavo de lo que esto es. Y bueno también quiero leer lo que puso, también muy atinadamente para mi gusto, en la contraportada de este libro:

“El renacimiento secreto de la capital catalana realizado por un grupo de mujeres de la zona del Montjuïc a las que termina siguiendo la ciudad entera. Una farsa heroica atestiguada por el periodismo. ¿Realidad o ficción?”

Este es un poco el tema que quería tratar, bueno, en el sentido de que yo tengo una obra de ensayos numerosa y de pronto me pongo a escribir novelas, un género ajeno a mí, como la literatura en general, aunque fue mi nacimiento, yo ingresé a todo ese mundo de lo esotérico, simbólico y del hermetismo gracias a la literatura porque yo era un gran lector, escribía literatura por aquel entonces, hablo de mis veinte años, es decir, hace medio siglo, y ahora me encuentro de nuevo escribiendo esto, y este género es descripto en general como ficción, y bueno, el ensayo trata de determinadas realidades que para algunos puede que sean ficción, pero para otros…, no hay nada más que asomarse a la historia de las religiones para darse cuenta de que esa ficción es una cosa muy vasta, entonces, si es ficción o no, si la ficción es verdaderamente una fantasía, o si se refiere a cuestiones reales voy a leer una parte -la página 19 de esta novela- donde comienza con una reunión en un centro espiritualista de Cataluña ubicada en el Paralelo, en un sótano de una librería del Paralelo, y que es allí donde se fragua todo lo que sigue de la novela, por eso, que empieza por allí y dice lo siguiente:

Me he enterado en el instituto de la Universidad, que en Guatemala (aquí dice que en el instituto de la Universidad, pero el que escribió esto, por pudor no ha dicho que esta información la obtuvo la hermana Carlota por medio de la pitonisa del Montjuïc, que ya se ha mencionado, Mireia la ha mencionado. La pitonisa del Montjuïc no ha muerto, la pitonisa existe todavía, y vive en el propio monte, en los subterráneos que todos ustedes sabrán que existen allí, subterráneos, galerías que durante la guerra civil sirvieron como refugios antiaéreos y donde vive esta mujer, esta anciana ciega, de donde bebe el agua que la alimenta, una agua de las profundidades con la cual ella se abastece fundamentalmente. Esta mujer, que existe en verdad, vuelvo a repetir, tanto como el que escribe esta novela son personajes que nosotros hemos conocido. Salvador Roca, un historiador, un hombre muy parco en sus palabras, gestos muy medidos, lo tratamos en más de una oportunidad y él nos habló de toda esta trama que va a ser la sucesión de las páginas de este libro. Yo he tratado de conectar con la pitonisa del Montjuïc pero desgraciadamente no he podido hacerlo de manera física, sin embargo, he tenido algunos ecos de su modo de ver, como ha dicho Mireia siempre actual, y de su forma de entender los seres, los fenómenos y las cosas.)

Entonces, vuelvo a lo de la realidad y la ficción que una de las hermanas de esta confederación espiritualista pronuncia en una de las reuniones:

“− Me he enterado en el instituto de la Universidad, −léase la profetisa de Montjuïc− de que en Guatemala hay un grupo de creyentes cuyo numen es el Adversario, al que le achacan todas las desgracias que padecen a consecuencia del mundo moderno y que es capaz de utilizar todos los métodos para tratar de eliminarlos. Es el rey de la mentira y el fraude, el soberano de la corrupción y el delito y por definición el quebrantador de las promesas y el príncipe del engaño. Se le achacan todos los males económicos y sociales, se lo personifica como un político, un empresario, o el integrante de pandillas de mafiosos. Se vale del engaño, la extorsión, incluso la tortura para lograr sus fines. Pero sobre todo es conocido por su astucia y el cinismo y la frialdad de los integrantes de su banda, un ejército de intelectuales y asesinos, que ostentan siempre el poder y se encuentran en todas las encrucijadas. Aparentan ser francos, generosos, incluso artistas y sabios, comerciantes honrados y aún filántropos. Fingen hacer el bien e incluso dictan leyes morales que ellos fraguan para violarlas.”

Me llama la atención que, claro, la hermana Carlota situase esta acción precisamente en Guatemala, porque en el día de ayer y viendo el informativo de la televisión me entero de que un abogado llamado Rodrigo Rosenberg fue asesinado el domingo último, y dice así la noticia: “El abogado Rodrigo Rosenberg grabó un video el miércoles último en el cual advierte que si se hacían publicas esas imágenes, él ya estaría muerto. Rosenberg fue asesinado el 10 de mayo último por hombres armados que le dispararon cuando hacía deporte en bicicleta. En el video acusa de su asesinato al gobernante Álvaro Colom, su esposa Sandra Torres, Gustavo Alejo secretario privado de la presidencia, y al empresario, conocido, Gregorio Valdez, también cita a los ejecutivos del Banco de Desarrollo Rural, y bla, bla, bla.” La nómina macabra. Y vi el vídeo y al abogado allí, y comienza así su discurso: “Buenas tardes, mi nombre es Rodrigo Rosenberg y lamentablemente si usted está en este momento oyendo, o viendo, es porque fui asesinado por el señor presidente Álvaro Colom, con ayuda del señor Gustavo Alejo y bla, bla,…,” Entonces yo me pregunto: ¿Realidad o ficción?

Luego, siguiendo un poco con la lectura del libro, en una página anterior, se expresa que otra de las hermanas, la hermana Rosa, pide autorización para hablar a la señora Julia Blanch, que es la encargada de ese recinto, la que maneja esa asociación catalana espiritualista:

“− Ahora me gustaría que hablásemos un poco acerca de la teoría de la conspiración.”

Y dice la hermana Rosa:

− Un ejemplo flagrante de cómo las energías de fuerzas mayores a los hombres juegan una partida que afecta a su destino son las huellas increíbles que señalan a la aparición de América en el mundo, a su irrupción en la geografía y la historia del ser humano con sus múltiples consecuencias, gracias al descubrimiento, casi casual y profético de América por Colón (Colón creía que iba a las Indias, como todos ustedes saben, y por otra parte guiado por las profecías de Isaías es que llegó a descubrir América) y su posterior conquista, sobre todo la de México por Cortés seguida veinte años después por la de Perú a cargo de Pizarro. ¿Cómo puede entenderse que apenas una centena de hombres derroten a poderosísimos ejércitos y vastos territorios, ingentes en tamaño respecto a Europa y en inferioridad numérica cercana a la proporción mil a uno, y aun respetando los ardides y méritos militares de sus protagonistas, cómo comprenderlo si no es por la partida de ajedrez que los dioses juegan en otros mundos, y que los seres humanos tratan de comprender hoy en día recurriendo a la teoría de la conspiración, o sea a la danza de energías que hace posible las movidas de semejantes jugadas?” (…) ¿y cómo entender que un solo hombre y su geometría, como es el caso de Descartes y su racionalismo, pueda haber llevado a la humanidad a tamaños engorros, para no decir abismos? ¿Cómo comprender todo esto sino por la participación de fuerzas más poderosas que nosotros que habitan un lugar impreciso llamado más allá, y que manejan la conspiración que soportamos de continuo los seres humanos?” Sigue la conversación entre las hermanas, y una de ellas, en esta misma, la hermana Nuria, interviene:

Constantemente la realidad teje y desteje la trama y la urdimbre de nuestro tejido. (…)¿Qué ser o conjunto de seres manejan las riendas, o mejor, los hilos de este tablado de teatro de títeres? (…) Las coordenadas siempre cambiantes de lo que nos lleva a esto o a aquello por suerte están sujetas a un orden, aunque invisible por lo que lo desconocemos”.

Entonces, todo esto me dio mucho que pensar, porque es obvio que en esta cuestión de lo de Guatemala, hay motivos flagrantes de conspiración, ¿verdad?, ¿pero quién ha urdido esta conspiración? ¿Cómo ese personaje, el abogado, puede poner eso y luego ser asesinado?  No es tan fácil de comprender, porque si no sería todo muy sencillo, el gobierno lo ha desmentido, y no se explica cómo..., si hubiese una conspiración contra él, el hombre se hubiera exiliado: no hubiera estado allí, no va a andar en bicicleta haciendo deporte y lo mataron. Entonces, es una situación muy difícil y obscura que excede nuestra percepción ¿quién ha manejado todo esto? Pues no lo sabemos en verdad con certeza. Dice que estas fuerzas obscuras, para entrenarse, utilizan un juego, “una especie de ajedrez multidimensional, con el cual pueden neutralizar cualquier intento liberador, incluso de modo represivo. A este arte que incluye entre otras muchas cosas, el cálculo de posibilidades, lo llaman el panludo, (“pan”: todo, “ludo”: juego), y se practica simultáneamente en tres mundos distintos y las jugadas pueden ser en número indefinido. La práctica consiste en acorralar al adversario, y chuparle la vida. Pero lo curioso, es que los devotos de esta creencia creen que el Adversario es también un auténtico Dios pues destruye con su jugada a la maldad intrínseca de la manifestación universal.”

No es fácil de comprender. Los dioses en principio no son ni buenos ni malos, están también sujetos a una serie de circunstancias que en muchísimos casos provocan los hombres, y los efectos de esas causas que los hombres provocan son de pronto los tremendos terremotos, inundaciones, cosas que suceden. Aquí las hermanas han focalizado todo esto que sucede en el mundo moderno con el intento de apoderarse del Montjuïc. Esto tiene una razón primera, que es que el Montjuïc es un enorme reservorio de agua, que las capas freáticas se han sellado y es prácticamente una fuente inagotable de agua que además se va retroalimentado, en un mundo, añade otra hermana, en que dentro de 20 años las guerras se librarán por el agua y no por el petróleo como es el caso de Irán y tantas otras guerras por las que los hombres hoy pelean. Esto constituye una extraordinaria y pródiga beneficencia, beneficio, para la ciudad. Por otra parte de las piedras de este monte ha salido la ciudad entera, la Catedral, Santa María del Mar, la Vía Laietana, todo el Ensanche, o sea que este monte es la madre y el padre de esta ciudad. Es el padre porque su nombre es Júpiter, es el monte Júpiter, Mons Jovis. Y se ven acosadas no sólo ante este peligro, sino ante la especulación inmobiliaria,… parece también que el agua contiene uranio…, en fin son indefinidos los peligros que el libro recoge. Y lo que es curioso, lo recoge de una serie de artículos en prensa aparecidos en el año 2007 en esta misma ciudad, ya sea de La Vanguardia, El Periódico, y de todos los medios….

Quiero decir unas palabras sobre el panludo. El panludo es un juego total y cósmico, sus fuerzas son llamadas astros, o más familiarmente dioses, y obedecen a las leyes cósmicas, o sea, a la precisión de los equinoccios en principio, al año solar, y al día solar, al mes lunar, a los periodos de los nodos de la luna que se presentan cada 18 años, a los eclipses lunares y solares. Todos estos fenómenos cósmicos tienen una influencia extraordinaria sobre el hombre y que el hombre siempre ha conocido. En el caso de los eclipses es claro que uno no debe salir jamás cuando hay eclipse, porque las energías son extraordinariamente adversas: en lo precolombino y en otras tradiciones la gente golpeaba con todos los instrumentos que podían, se encerraban en sus casas, apagaban los fuegos,… entonces hay que cuidarse. Les iba contando cómo es el Panludo con el que se entrena esta gente. Bueno, los dioses juegan una partida y acosan a los hombres en el juego, todo el secreto consiste en acorralar al adversario, al punto de comer su coco, por decirlo con palabras simples, y llevarlo a la extenuación sin que siquiera este pueda reaccionar, y que les ofrezcan el suficiente pan y el suficiente circo como para seguir subsistiendo, y no puedan ya sino resignarse a su propia ignorancia, y al vacío ilusorio que son sus propias vidas. Entonces, estas son todas partidas de Panludo que se juegan. Yo conozco muy bien el Panludo, porque como ustedes saben yo soy argentino, y en la Avenida Corrientes, donde están todas las librerías y los bares abiertos hasta las cuatro de la mañana, he visto jugar partidas de Panludo que a veces duran meses enteros, se dice que hay algunas que no acaban nunca, son las partidas que los dioses juegan con los hombres, que los astros juegan con los peones, y que los hombres imitan en este juego que esta gente que acabamos de ver utiliza también para hacer el mal, son los cómplices del mal y los ejecutores del Adversario, o sea de la adversidad que nos tiene a todos sumidos en este dolor y estas angustias espantosas.

Pues eso es todo lo que tenía para decir, ahora que lean la novela porque no se lo voy a contar todo. Hay un montón de anécdotas y tramas, tiene toda una parte cómica, que es lo que más divierte. Es hora de que se lean el libro.

PREGUNTAS

− ¿El panludo es un juego de tablero?

− Es un tablero de ajedrez… ahora, ese tablero es tridimensional, o sea, los tres planos donde el mundo está dividido según la cosmogonía tradicional, no?. Pero no se mueven como el ajedrez, las piezas, sino que pueden moverse, es una mezcla, pues en el ajedrez los caballos se mueven de una forma, los alfiles de otra, aquí pueden moverse para adelante o para atrás, para la derecha o para la izquierda, o sea en cada uno de los cuatro puntos puede intervenir la pieza. Se dice que además los planos están invertidos, así que una jugada del primer plano se corresponde, es analógica, porque la analogía como ustedes saben es inversa, como la mano izquierda y la mano derecha son análogas pero están invertidas. Entonces cada plano es invertido al otro y las jugadas pueden ser invertidas para adelante, para atrás, por eso es que tardan meses…, y hay partidas que nunca se acaban.

− ¿Y no habría posibilidad de salir de ese juego?

− La posibilidad dicen que no es jugando el juego, es decir, no es por el cuadriculado que se sale del juego sino por lo más alto, por el eje perenne, cada uno de los cuadros tiene un eje, el cuadriculado tiene un eje, y es por allí por donde se sale.

− Hay que conocer el juego…

− Claro, hay que conocer el juego.

− ¿Quizás tenga que ver con lo que Platón dice de la reminiscencia, de la Memoria?

− Esa es una de las armas fundamentales, tanto la reminiscencia como el recuerdo del sí, es decir, la recuperación de la Memoria, como la lectura de Platón, son armas fundamentales, y en cuanto a la Memoria, pues, Mireia ha nombrado un grupo teatral que tenemos que pretende justamente rememorizar, es decir, recordar lo que uno ha sido, o sea, sus orígenes mediante el juego teatral, que de por sí es mágico, o sea, pues, Mireia ha dicho que hacemos teatro sagrado, yo diría que el teatro es sagrado. Entonces mediante ese panludo que es el teatro nosotros tratamos de encontrar el eje para salir de la escena. Todos los grandes…, el gran dramaturgo, y también cómico, que fue Shakespeare dice en “La Tempestad” que la vida está hecha con la misma materia que los sueños, o sea, ¿Realidad o ficción? … Pues eso es todo…